Entrevista a Ohra Kiràly y Elni.

Ilustración: ISMO.

Trabajan individualmente, sin embargo, les une un cordón umbilical de experiencias, atracciones y un sentir. Dos hermanos, de sangre y de tinta, de lo mediterráneo y lo escandinavo, Ohra Kiràly y Elni. Ambos establecen y dan a luz en Granada un sonido virgen y lleno de matices que desemboca en un atractivo y primoroso lenguaje. Un nuevo idioma repleto de poesía, nuevas bases y un estilo innovador que, más allá de la pureza, llena los oídos de mestizaje, siempre con un tono melancólico, visceral y sutil.

  • ¿Cuándo y cómo aparece la música en vuestra vida?

Elni: El primer recuerdo que tengo de haber escuchado música es de niño, en el coche de mi madre. Ella nos ponía un repertorio bastante amplio, entre los cuales se escuchaba Extremoduro, Mecano, Ska-P, etc. También recuerdo la música que mi abuelo ponía en su coche, pero para mí era algo demasiado clásico, súper clásico, como la Zarzuela. Lo cual estaba gracioso, pero lo que más ilusión me hacía era escuchar música en el coche de mi madre, aunque el rock no ha despertado como tal, a posteriori, en mi creación musical.

Ohra: La música ha estado siempre. Desde chiquitilla he compuesto canciones, ya sea para jugar, echar un rato en la urbanización, cualquier cosa. Siempre he tenido esa inquietud. Al igual que a mi hermano, mi madre me apuntó a solfeo, violín… me dediqué a ello hasta los 12 o 13 años. No mucho, pero lo justo para fomentar esa inquietud musical, la cual nació más por el hecho de crear, no solo alrededor del ámbito musical sino a todo lo que rodea la creación desde mi persona. Por eso la música ha sido uno de mis recursos a parte de estudiar Bellas Artes y demás.

  • ¿Cómo pasa la música a ser parte de vuestra carrera, de vuestro día a día y de vuestros futuros proyectos? ¿Cuándo decidís dedicaros a ella?

Elni: Siempre me ha gustado la música. He cantado desde que era chico. No “cantar” propiamente dicho, simplemente me ponía a hacer el tonto y a canturrear mientras estaba por ahí. Cuando ya había crecido un poco, sobre los 8 años, mi madre nos apuntó a mi hermana y a mí a música, donde estuvimos durante un par de años o tres. Yo llegué a tocar instrumento, pero lo dejé, lo cual creo que debería retomar. A partir de ahí comencé a escuchar más música, sobre todo porque antes de este episodio la música estaba ahí, pero yo me dedicaba únicamente a diferenciar entre lo que me gustaba o no, sin ir más allá. Pronto comencé a preocuparme, no únicamente por la música que escuchaba sino por buscar música. Investigar y profundizar, enfocándome hacia una dirección y clasificando. Así comencé a descubrir diferentes géneros desembocando en determinados caminos.

Ohra: No me lo imagino de otra manera. Cuanto más haces algo, mejor se te da, y cuanto mejor se te da, más te gusta y así entras es ese círculo vicioso en el que llega un momento en el que no puedes no hacer música. Llevas tanto tiempo haciéndolo por necesidad que ya lo incorporas a tu “vida laboral”. Siempre estás buscando el dar a conocer lo que haces y eso entra en el marco laboral automáticamente. La música entra de forma natural.

  • ¿Cómo fueron vuestros inicios en la música?

Elni: Durante mi recorrido, en el que llevaba bastante tiempo atendiendo a diferentes repertorios musicales, recuerdo la época del instituto, en la que escuchaba una pila de música mientras iba a clase. De hecho, recuerdo que siempre cogía el camino más largo para ir a clase. Salía una media hora o 45 minutos antes de mi casa para ir durante 45 minutos escuchando música. Recuerdo que me daba mucho coraje escuchar las canciones desordenadas. Tenía que escuchar los discos con sus respectivos temas en orden, y ahí iba yo trayándome mi música. En tercero de la ESO me dije que quería ponerme a escribir, entonces un amigo me recomendó que, para hacerme un tema, debía buscar las bases e instrumentales en YouTube. Comencé a hacerlo y a escribir sobre esas bases hasta los 16 años, escribiendo una canción cada día por la noche, aunque fuera una mierda. Al principio no me gustaban. Creo que es algo normal y a todo el que empieza le ocurre esto. Con el tiempo empezaron a gustarme, y no gustarme a secas, algo que valoro en el proceso evolutivo de mi música, sino que me gustaban de verdad, sin embargo, a los 3 días ya dejaban de hacerlo. Me decía a mí mismo que era una mierda y que debía hacer algo mejor. Mi máximo logro era hacer una canción que me gustara durante una semana máximo, luego dejaba de hacerlo y seguía exigiéndome hacer una tras otra hasta gustarme de nuevo.

Ohra: ¿Te cuento la anécdota? Lo primero que recuerdo fue una vez que estaba en Torrenueva, en la playa con mis abuelos. Ellos estaban durmiendo y yo no me podía dormir. Eran las 7 de la mañana y yo estaba desvelà, entonces salí al balcón, súper romántica a cantarle al mar. Y creo que eso fue lo primero que salió de mí. Yo escribía un montón de pequeña, siempre he tenido mis ralladas, lo poetizaba y romantizaba todo. Veía muchas series. Yo era de las de Rebelde Way y veía que me podía comunicar con la música. Es lo primero que recuerdo de mi relación con ella, y ya ves, era muy pequeña.   

  • Además de vuestro actual proyecto ¿Ya habíais creado música previamente?

Elni: Sí, en efecto, la maqueta que saqué en diciembre de 2018 con Agustín (Nive), comenzó hace más de un año. Los temas llevaban grabados y escritos más de un año y los videoclips se realizaron en febrero de 2018. Por circunstancias ajenas a mí y a mis posibilidades las cosas se han ralentizado bastante. Sin embargo, durante ese tiempo he hecho mucho, tengo una lista de unos 17 temas por grabar y sacar a lo largo de este año, de los cuales 4 forman parte de una mixtape, otros son temas sueltos que estoy pensando si incorporar a un trabajillo o no.

Ohra: Claro. Para empezar, siempre he compuesto las letras para mí. En cuanto al ámbito más granaíno, del mundo de los raperitos, etc., me encontraba constantemente en ese círculo. Nada más que por pertenecer a la tribu urbana en la que me encontraba, todo el mundo a mi alrededor tenía su estudio. Todo el mundo grababa y componía, todos hacían cosas así. A mí, que ya de por sí me inquietaba la música, ese ambiente hacía que me uniera más. Me solían decir: “Lau hazme un estribillo”, “Lau hazte un cacho para este tema”, y así surgió “Law”. La primera Law de todas. Después tuve un grupo de “punk rock” con Rakky Ripper. En definitiva, en todos mis círculos sociales siempre ha habido alguien que cantaba y con quien yo podía cantar. Incluso cuando me fui a Inglaterra, un momento en el que estuve más parada, en mis dos años viviendo allí cantaba con mi vecina, aunque fuese de reunión en un cuarto. Cuando volví a Granada, tuve una especie de crisis y lo que me sacó de ella fue un proyecto musical más serio, más mío, Mirrors. En ese momento decidí que esto debía ser otra etapa y debía cambiar. Cambié mi nombre y me lancé a hacer de Ohra Kiràly un proyecto más mío, algo que me ayudase a salir del bajón. Mirrors fue mi salvación, a pesar de que lo que hago actualmente es diferente. Ese tema se grabó mucho después de que lo compusiera y salió a la luz mucho después de que se grabara, fue la etapa de tránsito a salir entera. Cuando terminé Mirrors decidí hacer cosas de verdad que me hicieran salir de los espejos.

  • ¿Cuáles son vuestras influencias, tanto iniciales como actuales? ¿Quiénes o qué os inspira?

Elni: Mis principales influencias son mi hermana y mi madre. Mucha gente habla de ídolos que todo el mundo conoce, que tienen repercusión en medios de forma nacional o global. Para mí, mi madre es el referente más cercano que tengo de una persona que sabe llevar las riendas en cualquier ámbito o circunstancias por muy jodidas que se pongan, y mi hermana más de lo mismo. Me imagino que, además, te referirás a influencias musicales. Para mí eso es algo muy relativo, actualmente estoy escuchando mucho respecto a ámbitos muy concretos y ha habido otras épocas en las que he escuchado todo lo contrario. Cuando estaba en segundo de la ESO reventaba los discos de Bob Marley en bucle, ahora mismo no me pondría un disco debido a lo trayado que lo tengo. Rammstein ha influido mucho en mí, no en cuanto al género que elaboro actualmente, pero sí en mi imaginario. En torno a algo más cercano a mí, las principales influencias que consideraría, en el ámbito nacional, son Mucho Muchacho y El Sicario. Por otro lado, cuando se comenzó a escuchar a gente de Madrid, yo me decante por artistas emergentes de Barcelona. Unos chavales llamados Oktoba, Syto, y Dual Tod.

Ohra:Es complicado. Supongo que todo lo que escucho me influye de una forma u otra. No considero que me nutra de la gente que escucho, aunque al final siempre te contaminas auditivamente. Siempre quieres que lo tuyo suene a x, que te metan unos efectos que suenen de tal forma, no por parecerte a esa influencia sino porque sabes que va a sonar bien. Yo en mi caso escucho a Yung Beef, ahora estoy escuchando a Rosalía ya que me he reconciliado con ella. Durante una época estuve con Nathy Peluso y Bad Gyal. En general la gente que se encuentra en el mundillo, pero si tuviera que decir de verdad que alguien me hubiera influido, el abanico va desde Ska-P a Rihanna pasando por Shakira, Britney Spears y todos esos iconos del pop presentes cuando era pequeña, que al fin y al cabo son con los que he crecido. Creo que el máximo exponente de la música para mí este año ha sido Rosalía, no porque quieras parecerte a ese sonido sino porque es algo a lo que aspiras, aunque te de una ansiedad de la hostia. Siempre quieres llegar al mayor número de personas posible y eso tiene sus consecuencias.

  • ¿Cómo definiríais vuestro estilo musical?

Elni: Puff. Lo definiría así: puff. La verdad es que no sé. Puede que un día me ponga nostálgico, de hecho, esta mañana he escrito un tema de rap machacón a muerte porque llevaba mucho tiempo escuchando y haciendo cosas más experimentales y nuevas. Yo me estoy buscando todavía. Si tuviera que definir mi estilo, en cuanto a composición es algo caótico, ya que estoy trabajándolo y mejorando.

Ohra: No sé si hay un nombre para eso. El problema es que ahora todo lo que no suene muy etiquetado es “trap”, es decir, a lo mejor sí que me tendría que encasillar en trap pero le meto el deje del flamenco, le meto composiciones poéticas muy personales… Yo hago una música completamente opuesta a lo que se supone que cataloga un poco el trap entonces no lo sé. A mí me han dicho que “trap psicodélico andaluz” y lo compré.

  • El lenguaje en vuestras canciones es atrevido, lleno de rabia y melancolía ¿Cómo es el proceso de elaboración de vuestras letras y en consecuencia de vuestra música?

Elni: Mis letras son letras que solo yo entiendo. Puedes, evidentemente, buscarle el significado que quieras, pero solo las comprendo yo, ya que me gusta utilizar un vocabulario y una distribución de palabras “criptográficas” por así decirlo. En cuanto a la música… es una pregunta complicada: ¿Cómo se hace música? En mi caso solo hay dos posibles caminos que me llevan a escribir algo: que escuche una instrumental o una melodía que me guste y decida hacer algo sobre ello, o viceversa: que piense en algo y busque posteriormente esa base. La base me lleva a buscar algo o el algo me lleva a buscar la base. Una vez estoy en ese proceso, no intento plasmar algo en concreto, simplemente hay una nube de determinado color en mi cabeza e intento dibujarla. Procuro manifestar algo de manera que no sea común, que no sea literal y simple. Me gustan las figuras literarias y rayarme la cabeza.

Ohra: Lo primero que hago es escuchar muchas instrumentales. Ahora estoy un poco descontenta en cuanto a la producción musical ya que hay un montón de variedad, me gustan un montón de estilos y siempre buscas una especie de etiqueta para tu música para que suene a ti, cantes lo que cantes. La base es la que suena, te recuerda automáticamente a la persona que canta encima y eso me inquieta. De todas formas, cuando elijo la instrumental, una que me gusta y que me da unos tonos a los que les puedo sacar partido, compongo encima y las composiciones se basan en la introspección. Cuando compongo una letra siempre o casi siempre hablo de mí, son conversaciones muy internas de mí conmigo misma. Me hecho la bronca, me digo que venga palante, me digo que qué puta mierda de día…y puede sonar egocéntrico, pero soy con quien he nacido, con quien estoy viviendo a diario y con quien me voy a morir. A pesar de no conocerme al cien por cien creo que soy la persona que mejor se conoce y es de lo mejor que puedo hablar. Procuro que tenga un punto flexible a la hora de que el público pueda empatizar con esa letra sin forzar las cosas. Son experiencias personales de las que no me creo única en el mundo y sé que a otras personas les puede estar pasando. Sé que hay gente a la que le puede ayudar y a quien, simplemente, le puede gustar como suena. Supongo que son las consecuencias que tiene, que la gente pueda sentirse a gusto a la hora de empatizar con esas letras.

Además de la introspección, también son muchos textos escritos. No solo en verso sino muchísimas ralladas mentales en prosa, las cuales al final siempre tienen, como en los comentarios de texto, “el tema”. Y se pueden coger muchas ideas y frases a partir de esos textos. Y a lo mejor tengo miles de grabaciones en el móvil de tonos que se me ocurren chapurreados y posteriormente viene la adaptación de otras formas. Comprendes la canción, no como una letra encima de una instrumental sino como una obra, una composición de una determinada estructura, de un canon…e innovar en esas estructuras. Mi hermano me lo dijo, que recurría siempre a mi zona de confort y a la hora de hacer estructuras me limitaba ya que no quería salir de ese “qué guay”, “qué agustito”.

  • Evidentemente, detrás de vuestro trabajo hay un equipo de imagen, sonido y producción que os respalda ¿Quiénes lo forman?

Elni: Evidentemente al empezar a hacer música yo era un niño muy niño. Cuando empecé a grabar, la primera vez en 2016 a los 18 años, no tenía idea de donde grabar. Un par de personas me dieron un contacto y grabé una pequeña mixtape. Los estudios funcionan de la siguiente forma: tú vas, grabas y pagas al técnico lo que cobre por tema grabado, mezcla, etc. En cuanto al aspecto de que hubiese habido alguien en aquel momento, es totalmente falso, ya que no tuve a nadie ahí. Siempre se ha dado el patrón de ir al estudio, pagar y grabar. Más tarde, comencé a grabar en un estudio de Maracena perteneciente a un hombre que lleva muchísimo tiempo en la música, especializándose en el rap y tal, Dj Saky. Él me dio un trato muy familiar. A día de hoy, yo no tendría nada de la música que tengo sin él, ya que la mayor parte de los temas los ha grabado, mezclado y masterizado. No es solo alguien que me haya grabado, es amigo mío. Debido a circunstancias personales, al no poder grabar, tuve que buscar otro sitio en el que hacerlo. Justo para grabar el proyecto que sacamos en diciembre, comencé a grabar con mi niño, Dani (Soak), que es con quien grabo ahora. ya que estoy realizando cosas más complicadas con las cuales él tiene manejo y suficiente conocimiento, es un máquina, ¡grabad allí todos! Este muchacho, a nivel de respaldo, podría decirse que forma parte de mi “equipo”, ya que además de tener ambos un tema subido, y otros pendientes, cuando grabo con él no se da el patrón de grabar, pagar e irme. Grabo, pago, nos damos una vuelta por Maracena, donde tiene el estudio, y a la hora de mezclar el tema yo estoy presente. Nos sentamos y mientras realiza los arreglos y las mezclas hablamos de lo que está mejor, qué puede meter, etc. Es mucho más completo que un lugar al que vas y pagas por un servicio.

En cuanto a videoclips, siempre me las he ingeniado para sacarlos sin pagar ni un duro, tirando de colegas que manejaban, con los que también me he sentado a hacer las cosas. Alguna vez he pagado un videoclip, a Moledirco por ejemplo. Por lo que corresponde a nuestro actual trabajo audiovisual, corre a cargo de L de Dolores. Es impresionante lo que hace esa mujer.

De igual forma, he estado mucho tiempo pagando por instrumentales. Sigo haciéndolo, ya que cuando veo algo que me gusta y merece la pena, lo pago. Ahora mismo, tanto tiempo invirtiendo en instrumentales ha dado sus frutos dado que un par de colegas están empezando a tontear con ello. Les gusta lo que hago así que me hacen la música, ellos son Lafu y Jblanco.

Ohra: Esto también es enorme porque cuando “no eres nadie” recurres a todo el que puedas. En mi caso tengo muchos amigos que han estado en Comunicación Audiovisual y de hecho la producción audiovisual de Mirrors es suya, con el sonido de Dj Saky en ElektricFonkyBeats. Sin embargo, me divorcié un poco de eso ya que sonaba demasiado “underground”. Los raperos no necesitan que se intervenga demasiado en su voz. Esta se adapta a la base, se ecualiza, etc., y punto. Hoy en día el sonido da muchas posibilidades y eso es algo muy importante que ha hecho el trap. El trap ha abierto una infinidad de puertas al sonido, la composición, la estructura, a la inventiva, existen miles de efectos. Decidí entonces mudarme a Bloody Knife Records donde Dani (Soak) mezcla y masteriza muy bien. En diciembre Tedejoenleido grabó un videoclip para mí. Él también tiene que ver con el mundo audiovisual en general ya que estudió un módulo en fotografía y le va el diseño gráfico. Es una persona súper inventiva y original y a la hora de darte promoción sabes que lo va a hacer bien dado que tiene una visión de la publicidad impresionante, incluso consigo mismo lo hace. Está todo muy conectado. Tedejoenleido vive del tatuaje (Maladecora), pero se mueve en el ambiente musical. Hoy en día la música está en todas partes. Todo el mundo canta o lo quiere hacer. Le pegas una patada a una piedra y salen veinte raperos, traperos, flamencos, de tó. Yo me voy pegando a quien puedo, pero mi equipo base lo forman L de Dolores, quien tiene la producción de casi todos mis videos, Bloody Knife Records y Tedejoenleido.

  • ¿Habéis realizado colaboraciones? ¿Se podrían desvelar futuras?

Elni: Pues está por salir un tema con Ohra Kiràly a.k.a Laura a.k.a mi hermana, otro con Dani (Soak), un par de cosillas con Tedejoenleido y una mixtape con Matthew Charming, un pedazo de productor al que tengo mucho cariño. Él es una de estas personas que después de comprarle varias instrumentales se fijó en mí, lo que yo hacía le gustó y comenzamos a hablar. Sacaremos un trabajo de 4 temas, cuyas instrumentales le corresponden, de un rollete bastante experimental y distinto a lo que he sacado últimamente.

Ohra: Tengo una con Rakky: Vienes? Aunque yo cada vez que compongo una letra sobre una base ya estoy haciendo una colaboración con el productor. Tengo colaboraciones con productores como Big Kilombo y otras con Pablo del Barrio, pero esas las voy a remodelar con una colaboración nueva, Sergio Vicaire, también tatuador que lleva muchos años en la música y el mundo audiovisual. Estamos preparando un proyecto, ya que en marzo se espera que realicemos un concierto y quiero mostrar esas canciones que escribí durante Mirrors en las cuales la instrumentales están muy desfasadas y nuestro propósito es actualizarlas hacia un estilo acústico electrónico, una fusión que siga sonando actualizada. Esta es la colaboración futura más clara que tengo. Si es verdad que me han pedido colaboraciones otras personas. Las he escuchado, pero no me han llamado la atención como para acceder a una colaboración, a decir sí cien por cien. No obstante, aunque accediera prefiero terminar los proyectos que ya tengo. Tengo tantas cosas en la recamara que se me acaban agolpando. Parece que estoy parada pero realmente no paro de grabar, cantar, de escribir cosas nuevas, etc. El proceso es lento y prefiero tener estructurado lo que voy a hacer conmigo y después meterme en colaboraciones con cantautores. Aunque si bien es cierto haré algo con mi hermano. Con él tengo algo pendiente, porque debe ser así. Él forma parte de mi proyecto.

  • ¿Y en cuanto a conciertos o bolos? ¿Vienen sorpresas?

Elni: Alguna cosilla. En abril yo creo. Dependiendo de cómo se desarrollen los acontecimientos, pero está hablado, y se supone que sí, que hay algo preparado.

Ohra: Esperemos que en marzo haya uno. Rakky también ha estado intentando buscarnos una sala. Un chaval nos está buscando una cosa más tocha que esperemos que salga adelante. Ni quiero ni puedo decir si sí o si no porque si no sale es una mierda, pero si fuera que sí eso sería a nivel de un festival, sería muy guay. En cuanto a marzo, es lo que estamos preparando con Sergio Vicaire, ya que lo que estamos organizando está destinado a los directos. Yo tengo mis letras y mis bases y eso va a salir en las diferentes plataformas musicales, pero para directos espero un show. No quiero que la gente pueda darle al play y ver lo mismo en un concierto que en YouTube, entonces quiero innovar con otras cosas. Estoy dispuesta a hacer bolos más cerrados, en distintas salas, en bares, con un muchacho del Albaicín, Codo, y cosas pequeñitas, siempre aspirando a que nos concedan el festival.

  • ¿Tenéis una meta que alcanzar? ¿Alguna expectativa?

Elni: Va por días. Hay días en los que pienso que esto no lleva a ninguna parte, que es un fracaso absoluto. No a nivel de lo que hago, sino que, se dan días en los que me digo que si juego bien mis cartas esto puede llegar a lo que la mayoría queremos y aspiramos y sale bien, otros, pienso que hay algo más que hacer por si acaso, que de hecho en eso estoy.

Ohra: ¡YO ME QUIERO PEGAR! Puede parecer una broma, pero no lo es. Soy una persona súper anónima. A mí me da un ataque de pánico cantar delante de diez personas, pero también sé que hago lo que hago porque quiero que la gente me escuche, para que se lo pongan en su casa y flipen. Hacer un concierto y que la gente quiera ir y vaya. Igual que me estoy cagando encima cuando estoy ahí cantando quiero que haya gente que me vea cagarme encima. Si no eres famoso hoy en día, no eres nada. Es algo que muy malo que ha hecho internet. Con la era de la inmediatez nadie se para a escuchar nada, a valorar el trabajo que hay detrás de esto, el tiempo invertido, las personas implicadas, y eso es un problema. Si no tienes un nombre no eres nadie, y nadie se para a escuchar lo nuevo. Todos recurren a lo que ya está ahí. Mi aspiración es llegar al máximo número de personas posible y, a lo mejor, en algún momento llegar a vivir de eso también. Tengo alternativas, está claro, pero al final, que la pasión de tu vida sea lo que te da de comer es la hostia.

  • ¿Dónde podemos encontrar todo vuestro material y obras?

Elni: Podéis encontrar todo en mi canal de YouTube y en Spotify: Elni GN.

Ohra: Ahora mismo, y, sobre todo, en mi cuenta de Spotify: Ohra Kiràly. También me podéis encontrar en YouTube, aunque ahora mismo está desfasado en cuestión de videoclips, y en Instagram: @Oh.unalora

Deja un comentario